Beneficios de las duchas con agua caliente

Veremos los beneficios y ventajas del agua caliente a la hora de ducharse.

En primer lugar no me refiero a una lucha prolongada de agua caliente la idea es irse duchando con agua fría para habituarse, sin embargo luego de unos minutos es posible graduar la temperatura y comenzar a disfrutar un período de diez minutos de agua caliente sobre tu cuerpo,  en general para relajar los músculos y articulaciones.

Entre sus beneficios se encuentran la limpieza profunda de la piel ya que los poros obstruidos pueden provocar acumulación de toxinas en la piel y el vapor contribuye a dilatarlos,  por lo cual facilita la limpieza de impureza y hace que tu piel se sienta fresca.

Particularmente soy de tomar una ducha luego de una sesión de entrenamiento de ejercicios y no antes sin embargo si en tu caso acostumbras a ejercitarte a primeras horas del día, tomar una ducha caliente durante 10 minutos contribuye a soltar la rigidez de los músculos , que vienen de seis a ocho horas de descanso.

En épocas de gripe y resfriado tomar una ducha de agua caliente e irse a la cama relajado con un té caliente es una de las prácticas más agradables para mejorar significativamente el estado de resfriado y gripe ya que actúa como un sedante.

Pueden ser añadir aceites esenciales como eucalipto, lavanda y durante esos diez o cinco minutos de intermedio de agua caliente disfrutar de una sesión de aromaterapia para relajar mente, cuerpo, espíritu y liberar tensiones.